¿Qué es un quiste epidermoide?

Un quiste epidermoide es un pequeño crecimiento anormal en las capas superiores de la piel. Está lleno de queratina, la misma proteína que forma su cabello y sus uñas. Estos quistes crecen lentamente. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Pero se encuentran más comúnmente en la cara, detrás de las orejas y en el pecho o la parte superior de la espalda.

 Cómo se pronuncia

'kis te e pi ðer 'moj ðe

¿Cuáles son las causas de un quiste epidermoide?

En la mayoría de los casos, los quistes epidermoide aparecen sin una causa conocida. Un quiste epidermoide también puede producirse por una lesión en la piel o por el acné.

Síntomas de un quiste epidermoide

Un quiste epidermoide es un bulto subcutáneo. Eso significa que está justo por debajo de la piel. Puede ser amarillento o tener el color de la piel. Suele tener una pequeña marca negra en el centro, como un punto negro.

Un quiste epidermoide rara vez causa dolor, a menos que se rompa, se inflame o se infecte. Puede supurar queratina, una sustancia blanca, lechosa, con olor fuerte. Si el quiste se inflama o se infecta, puede tener lo siguiente:

  • Olor desagradable

  • Enrojecimiento

  • Inflamación

  • Sensibilidad

Tratamiento de un quiste epidermoide

Muchos quistes epidermoides no causan ningún problema. No siempre es necesario tratarlos. Pueden desaparecer por sí solos. Pero puede que usted desee tratarlo si no le gusta cómo se ve o si se inflama.  Las opciones de tratamiento incluyen las siguientes:

  • Inyecciones de esteroides. Pueden inyectarle un medicamento esteroide en el quiste. Eso ayuda a reducir la inflamación y también puede prevenir la infección.

  • Extirpación quirúrgica. El quiste puede extirparse. También puede que sea necesario drenarlo primero. Hay una leve posibilidad de que el quiste vuelva a formarse.

  • Antibióticos. En algunos casos, puede que necesite tomar un antibiótico oral para tratar la infección.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior, o según le indique su proveedor de atención médica

  • Aumento del enrojecimiento, de la hinchazón o de la cantidad de líquido de la incisión

  • Dolor que empeora

  • Síntomas que no mejoran o que empeoran

  • Síntomas nuevos

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.